Tips y recetas saludables, Hazlo en casa

Agua fría o caliente, ¿qué es mejor?

Publicada 18 enero 2018

¡Disfruta tu ducha! Te contamos las ventajas de bañarse con agua fría y caliente que te darán un gran bienestar.


Un baño es una de las actividades más saludables que existen pues repercute aumenta tu bienestar, sin embargo, aquí surge el dilema: ¿bañarse con agua fría o caliente?; ambas tienen sus beneficios, pero depende de lo que quieras conseguir: relajación, limpieza, alivio e incluso reducir tallas.

Encuentra a continuación los diversos beneficios que tendrás al bañarte con agua fría y caliente, disfrútalos y logra una vida más saludable.

Bañarse con agua caliente, ¡te pondrá de buenas!

Beneficios del agua caliente

¡Te sentirás muy relajado!

Relaja los músculos

¿Un día pesado en el gym?, un informe del Journal of Science and Cycling asegura que un baño de agua caliente te relajará los músculos y eliminará el ácido láctico acumulado en las fibras musculares, responsable del cansancio.

Alivia la migraña

Un fuerte dolor de cabeza se irá con un baño, eso sí, los expertos recomiendan que se realice con agua tibia ya que demasiado calor aumentaría tu malestar y así no podrás disfrutar de tu baño.

Reduce la ansiedad

Si estás ansiosa, combátela con un baño de agua tibia; investigadores de la Universidad Sueca de Ciencias Agrícolas de Uppsala descubrieron que relajarse en agua tibia eleva los niveles de oxitocina, una hormona que produce relajación.

Remueve toxinas

El agua caliente remueve las toxinas que existen en tu cuerpo, por ejemplo, cuando padeces de acné, el vapor del agua abre los poros lo que la suciedad y grasa que ahí se alojan desaparecerán.

Limpia la piel

Este consejo lo proporciona la Academia Estadounidense de Dermatología, que asegura que la temperatura templada del agua no resecará la dermis y conservará mejor los aceites naturales que posees.

Bañarse con agua fría, ideal para lucir genial

 

Beneficios de bañarse con agua fría

Tu piel lucirá firme.

Estimula las defensas

De acuerdo a la Biblioteca Pública de Ciencia de Estados Unidos, las personas que se bañan con agua fría son menos propensos a enfermarse, pues la baja temperatura del agua activa el sistema inmunológico y por ello la gripa e incluso la ansiedad no aparecen con regularidad.

Reafirma la piel

Este tip de belleza es conocido desde hace tiempo y es infalible para tener una piel sana; en la opinión de expertos españoles en dermatología, el agua fría e incluso helada estimula la circulación de la piel y la desinflama.

Evita la caída del cabello

Como ya se menciono en el punto anterior, el agua fría también acciona la circulación del cuero cabelludo, fortaleciendo los folículos y reduciendo el riesgo de la caída del cabello.

Acelera el metabolismo

Si quieres reducir tallas, ¡piensa en bañarte con agua fría!, para el Instituto de Cardiología y Neumología de Quebec el agua fría puede actuar como termogénico en tejidos grasos, pero no olvides acompañarlo de ejercicio y alimentación sana.

Despeja la mente

En 2008 la revista Medical Hypotheses reveló que la baja temperatura estimula el sistema nervioso al activar los neurotransmisores como la endorfina, que activa el bienestar mental.

Ahora ya sabes, al bañarte con agua caliente o fría encontrarás diversas ventajas que te ayudarán a fortalecer tu salud, si conoces otras ventajas, ¡nos encantará que las compartas para que todos tengamos una vida más saludable!

Comentarios
Cuchara blanca

Recibe en tu correo tips y recetas para una vida más saludable.