Tips y recetas saludables, Nutre tu vida

Corre al ritmo de la música con los beats de tu corazón

Publicada 29 enero 2019

¿Sabes cómo influye la velocidad de la música en tu cuerpo?, entérate aquí de todo, ¡te sorprenderás!


Si eres de los que no pueden salir a correr sin audífonos este artículo te interesa, aquí te vamos a platicar por qué para ti es indispensable escuchar música mientras entrenas y cómo te ayuda a mejorar tu desempeño; te invitamos a continuar leyendo para que te enteres de todo, ¡acompáñanos!

La velocidad de la música BPM por minuto

Corre al ritmo de la música BPM

Tus pulsaciones y la música tienen BPM por minuto.

Toda la música lleva un ritmo, el cual se puede medir en beats por minuto (bpm), es decir, el número de pulsaciones que hay en 1 minuto, eso varía entre una canción y otra, incluso dentro de un mismo tema la intensidad puede cambiar; piensa en esto, si una pieza está en 60 bpm cada segundo hay una pulsación, si está en 120 hay dos pulsaciones por segundo y así sucesivamente.

Ahora, llevemos los bpm a nuestro organismo, nuestro corazón tiene una frecuencia cardíaca,o sea, el número de latidos por minuto, en un adulto que está en reposo estos oscilan entre los 60 y 100, cuando estamos sentados o parados sin hacer nada nuestro ritmo interno va a máximo 100 beats por minuto, si nos movemos entonces la intensidad cambia.

Por último, piensa en tu andar, cuando caminas a un ritmo normal cuántos pasos das por minuto, ¿entre 100 y 120? y cuando corres, ¿cuántas zancadas das por minuto?

Bien, tomando en cuenta todo lo anterior es muy probable que ya empieces a entender la relación música-cuerpo, si aún no lo comprendes del todo ¡no te preocupes!, te explicamos; lo que ocurre es una sincronización de la música con tu cuerpo, lo cual provoca que el ritmo de tu anatomía se acople al beat de la música, tu movimiento será más coordinado, la velocidad así como el ritmo serán constantes, con ello lograrás más eficacia, menos gasto energético y estrés físico.

Tip: escucha música que vaya acorde a la velocidad en que estás entrenando, las canciones pueden ir desde los 120 bpm, para un paso moderado a los 180 bpm, para una zancada más veloz te recomendamos que hagas pruebas con distintos temas y elijas los que mejor se adapten a tu ritmo.

Ahora que sabes la importancia del ritmo de la música durante tu entrenamiento es momento de que comiences a armar tus listas de canciones tomando en cuenta los bpm.

Conoce más de cómo influyen los beats en tu cuerpo en esta escena de la película “We are your Friends”.

 

Comentarios
Cuchara blanca

Recibe en tu correo tips y recetas para una vida más saludable.